Proceso

¿Cómo lo hacemos?

 

Primera Etapa: Higienización de los RSU

Separamos en una primera fase dos grandes grupos, orgánicos e inorgánicos limpios, facilitando así su clasificación y cambiando las condiciones higiénicas de los pepenadores, convirtiéndolos en clasificadores de RSU.

 

Segunda Etapa: Estabilización del Biolíquido en el Reactor

En esta etapa el pre-biolíquido (agua y materia orgánica) se introduce al reactor donde se procede a su estabilización, vía estadía en el reactor a temperatura y presión controlada más la adición de ciertos compuestos orgánicos para generar el biolíquido optimo a la especificación de los biodigestores.

 

Tercera Etapa: Biodigestión del Biolíquido

El biolíquido balanceado y estabilizado en el reactor para máxima potencialización de la producción de gas Metano, es introducido en los biodigestores anaeróbicos, donde se lleva a cabo la reacción orgánica que genera el desprendimiento acelerado de gas Metano, que es almacenado en la membrana que para este efecto esta instalada dentro de los biodigestores.

 

Cuarta Etapa: Generación de Energía Eléctrica

El gas metano producido en los biodigestores anaeróbicos es inyectado a las turbinas generadoras, que producen la energía eléctrica que vía la subestación es incorporada a la red de distribución.

 

Etapa Final

Durante la etapa de limpieza y mantenimiento de los equipos se retiran los lodos y finos de cada una de las etapas y se procesan en la unidad de Secado y Peletización, donde se crean pellets de dos tipos los que sirven como bio-fertilizantes orgánicos, y aquellos que por su ya muy bajo contenido útil serán utilizados como combustibles para mantener la temperatura en equipos industriales o como aditivo para algunos tipos de asfalto y/o concreto.

La basura término empleado para desechar lo que no sirve, lo que es sucio, cambiemos con este “paradigma” a través de un sistema que destroza, siendo un proceso continuo que lava y esteriliza los RSU.